En este apartado quiero publicar algunas cartas que he recibido de personas que están utilizando tratamiento alternativo para seguir adelante cuando muchas veces ya no han tenido posibilidad alguna ni esperanza por parte de la medicina convencional de poder ser curadas.

Quiero dejar claro que no estoy en ningún momento en contra de la medicina convencional más bien creo que no se debería limitar a ser ejecutor de una industria farmacéutica cuyo interés evidentemente es económico y por lo tanto la curación del paciente no interesa ya que curando un paciente se pierde un cliente.